La noche de bodas

Una chica que era virgen se casa con un chico de color y al terminar la ceremonia, el banquete y la barra libre, se van a celebrar su primera noche de bodas. Llegan a un lujoso hotel del centro de la ciudad y tras muchos preliminares se disponen a hacer el amor, siendo la primera vez para la recién novia. Entonces, ella, antes de mantener relaciones, lo ve desnudo y grita:

– ¡¡¡¡Pero Diossss mioooooo!!!! ¿Pero dónde me vas a meter todo eso? ¡¡¡Tú me dijiste que la tenías como un recién nacido!!!

– Claro que la tengo como un recién nacido, me pesa tres quilos doscientos gramos y me mide cuarenta centímetros…