preservativos sin bolsa

Llega un chico a una farmacia y le dice a la farmacéutica:

– Buenas tardes señorita, ¿sería usted tan amable de darme dos cajas de preservativos?

– Por supuesto caballero, ¿de cuáles quiere usted?

– Pues de esos que tiene ahí en esa estantería de la derecha, de los más caros.

– Perfecto, ¿y quiere usted una bolsa?

– No gracias, la de hoy no es tan fea.