Comprobando el pene

Llega una mujer al departamento forense de su hospital y le dice el doctor:

– Señora, no hemos podido recuperar todo su cuerpo, pero tenemos lo que podría ser su pene. ¿Usted podría reconocerlo?

– Si, pero me temo que no es él.

– ¿Está usted segura?

– Si, absolutamente, y le diré más, no es su pene ni de ningún hombre del pueblo…