Aumento de pecho

Llega una joven mujer a una exclusiva clínica privada y le dice al doctor:

– Buenos días, quisiera ponerme un aumento de pecho. Lo he pensado bastante y ya me he decidido.

A lo que el doctor responde:

– ¿Y su marido la apoya?

– No, no, de momento solo me opero yo el pecho.