La medicación equivocada

Llega un señor al médico y le dice:

– ¡Doctor! Cuando hago el amor con mi mujer, no me excito y no sé qué me pasa. ¿Me podría usted recetar algo?

– Si, tome estas pastillas que se llaman: SSPM.

El hombre que era muy imaginativo, se las compra, y cuando se las toma dice: 

– Esto de SSPM debe ser: “Sano Sanote, Puro y Machote!”.

Al día siguiente, vuelve al médico y le dice:

– Doctor, las pastillas no resultaron efectivas. Pero, por curiosidad, ¿qué quería decir SSPM?

– Pues hombre, quiere decir: “Solo Sirve Para Mear”…