Erección

Un viejo visita al médico quejándose de que no consigue tener una erección. Entonces, accede a la consulta y le dice:

– Doctor, ¿Qué puedo hacer para combatir mi impotencia?

Entonces el doctor, lo mira, y para sacárselo rápido de delante le dice:

– Mire abuelo, lo que usted tiene que hacer es comer mucho pan, y verá usted como tiene así unas buenas erecciones y su pene se agranda con facilidad.

Entonces el viejecito se va para casa, y de camino para en la panadería del barrio:

– Disculpe, ¿me pone usted cinco quilos de pan, por favor?

Entonces la vendedora, una chica guapa, le pregunta discretamente:

– ¡Qué bien abuelo!, tiene usted familia numerosa por lo que veo…

– No hija, vivo yo solo.

– Entonces, ¿va a organizar algún tipo de evento para mucha gente?

– No hija mía, nada de eso.

– Disculpe mi curiosidad, ¿pero para qué quiere entonces cinco quilos de pan?

– Pues es todo para mí.

– ¡Pero para usted solo eso es mucho pan! ¡Se le va a poner duro!

– ¡¡¡Ah pícara!!! ¡¡¡Tú también lo sabías ehhh!!!…