condones de sabores

Llega un hombre a casa y le dice a su mujer:

– María, prepárate para esta noche que hoy traigo unos condones de sabores que vas a alucinar.

Entonces la mujer se pone contenta, y por la noche, cuando están los dos en cama, le dice el marido:

– Podemos hacer una cosa, mira, apagamos la luz, y tú me dices de qué sabor es el condón.

Entonces apagan la luz y la mujer le dice:

– Pues este, así por el sabor parece que sabe a requesón.

A lo que el hombre le contesta:

– ¡¡Pero María, no corras tanto y espera a que me lo ponga!!…