Fontanero guapo

Está una madre con su hija a la puerta de su casa y la madre ve como la hija está hablando con el fontanero que estaba arreglando una tubería. La madre exclama:

– ¡Hija! ¡¡No ligues con el fontanero, que podría ser tu padre!!

A lo que la hija responde:

– Tranquila mamá, para mí el amor no tiene edades. No me importa lo mayor que sea.

– Hija, creo que no me has entendido…