Las ancas de rana

Llega un hombre a un bar y le dice al camarero:

– ¡Camarero! ¡Camarero! ¿Tienes ancas de rana?

– Si, claro.

– ¡¡Pues pega un salto para acá y tráeme una cerveza!!…