La prueba del español

Se celebra una prueba de vida o muerte que consistía en subir andando al alto de una montaña, pelear a muerte con un oso, descender la montaña y al llegar abajo hacerle el amor a una mujer.

Todos los participantes van pasando las pruebas poco a poco, hasta que queda un español. En esto, el español sube la montaña y se sienten gritos, rugidos, se ven moverse arbustos, etc.

Al cabo de cuatro horas, baja de la montaña el español y pregunta:

– Vamos a ver, ¿dónde está ahora la mujer que hay que matar?