La discoteca de madrugada

Están dos amigos en una discoteca y le pregunta uno al otro:

– Oye, ¿Qué hora es?

– Pues son ya las cuatro de la madrugada.

– ¡Dios mío! ¡¡Qué tarde!!

– Pues haberlo preguntado antes…