Banquero contando el dinero en el banco.

Llega un señor al banco con cierta cantidad de dinero para ingresar, y cuando es su turno, se acerca al banquero y le dice:

– Hola, buenos días, venía a hacer un ingreso de dinero.

– Muy bien, ¿de cuánto dinero estamos hablando?

– De seis mil euros.

Le contesta el hombre.

– ¡Pero, si aquí solo hay tres mil quinientos!

Responde el banquero… A lo que el hombre concluye:

– ¡¡Entonces para qué lo preguntas si lo vas a contar!!