El mote del pueblo

Llega un forastero a una pequeña aldea y pregunta:

– ¿Esta es la aldea donde ponen mote a todos?

– No, aquí no.

– Ah, vale, pues muchas gracias, hasta luego.

– ¡De nada, “preguntillas”!