El loro y el bautizo

Estaba un loro que todo lo repetía, en su jaula de una ventana. Un día que llovía mucho pasó un hombre que dijo:

– ¡¡Caray como llueve!!

Otro día, pasaba una mujer con un burro. En esto que el burro se desmaya y un viejo que estaba allí le dice a la mujer:

– Pégale una patada en sus partes, ¡verás como se levanta!

El loro lo memorizó todo y cuando se fue a bautizar y el cura le echó el agua por encima exclamó:

– ¡¡Caray como llueve!!

Al oírlo, una monja se desmayó. El cura intentando reanimarla, y el loro exclama:

– Pégale una patada en sus partes, ¡verás como se levanta!…