Ciegos andando

Los ciegos que quieren ver

Van dos ciegos andando un día de mucho calor del mes de agosto y le dice uno al otro:

– Andrés, ¿sabes qué te digo?

– No, Juan, cuéntame.

– ¡Que ojalá lloviera!

– Yo también Juan, yo también.