Testigos de Jehová

Se encuentran dos viejos en un parque, y le dice uno al otro:

– Mira lo que me pasó esta mañana. Que han venido unos señores a mi casa y me han dicho si quería ser testigo de Jehová.

– ¿Y tú que les has dicho?

– ¡Pues que no! ¡Que ni siquiera he visto el accidente!