Señora en control policial

Dice una vieja:

– ¿Cuando me lo meta en la boca quieres que te mire a los ojos?

– No sea guarra señora, y sople por el alcoholímetro.