La paloma de los diez millones

Le dice un viejo a otro:

– Hola Gabriel, el otro día me he comprado una paloma que me ha costado diez millones de euros…

– ¿Mensajera?

– No Grabriel, no te exagero nada…