Hacer el amor con ochenta y cinco

Llega un viejo de ochenta y cinco años al médico y le dice el doctor:

– Buenos días, dígame, ¿qué le pasa?

– Pues que hago el amor ocho veces al día y quería saber si eso es bueno, o es malo a mi edad.

– Pues mire usted, eso no es ni bueno, ni malo. ¡Eso es mentira!…