Foto de pistola en la cabeza

Se encuentran dos amigos por la calle y le dice uno al otro:

– Oye Juan, no sabes lo que me acaba de pasar hace un rato.

– Pero qué te pasa Pablo, ¿por qué estás tan nervioso?

– Pues porque me paró un mendigo por la calle, me pidió y le di unas monedas.

– Pero eso no es para asustarse, pero ¿te pasó algo más?

– Es que le di cien euros que llevaba encima.

– Hombre, darle una limosna a un desamparado está muy bien, pero cien euros es mucho, ¿no crees?

– No Juan, es que al ponerme la pistola en la cabeza me parecía poco…