El champú anticaída del baño

Se encuentran dos viejos a la puerta de la iglesia y le dice uno al otro:

– ¿Pero qué te pasa Andrés, que te veo triste?

– Nada, es que compré un champú anticaída y me sigo cayendo en la ducha…