Ducharse despues de hacer el amor

Están dos viejos sentados en un banco y le dice uno al otro:

– Andrés, ¿Tú después de hacer el amor te duchas?

– Yo si, ¡siempre!

– ¡Pues a ver si haces el amor un poco más!