Bocadillo de lomo a la plancha

Llega un viejo a un bar de bocadillos y le dice al camarero:

– Buenos días caballero. ¿Sería usted tan amable de ponerme un bocadillo de lomo con queso por favor?

A lo que el camarero responde:

– Disculpe usted, pero es que acabo de limpiar la plancha…

Entonces, el señor enojado le responde:

– Pues no se preocupe, ya vendré mañana cuando tenga usted la plancha llena de mierda…