Suegra y yerno gordo

Yerno gordo envía a suegra al asilo

Están dos amigos en el bar y le dice uno al otro:

– Hombre Antonio, ¿qué tal te va?

– Bien, vengo de casa de mi suegra.

– ¿Ah si? ¿y qué tal le va?

– Pues bien. Acaba de decirme ahora que estoy un poco más “gordito”. Menuda cara de asilo se le está poniendo…