Tenemos un problema

Le dice un señor a su mujer:

– Cariño, quería decirte que tengo un problema.

– No digas “tengo” mi amor, di “tenemos”. Tus problemas son nuestros problemas.

– Muy bien, solo quería decirte que nuestra secretaria va a tener un hijo nuestro.