Foto de sal y pimienta

Va un chico caminando por el parque bajo unos árboles y ve a un amigo suyo sentado todo triste en un banco. Se acerca a él y le pregunta:

– Hola Roberto, parece que estás muy triste. ¿Te ha pasado algo grave? Puedes contármelo.

– Pues me ha pasado algo que no entiendo…

– Dime, soy todo oídos.

– Por la mañana mi novia me dijo: “¡¡¡Sal de mi vida!!!” y yo le respondí amorosamente: “¡¡¡Pimienta de mi corazón!!!”… Se enojó toda y se fue.