Me quedan tres meses de vida

Está un matrimonio en un bar tomando un café, a lo que un amigo se acerca al hombre y le dice:

– Hola Miguel, ¿cómo estás?

– Pues mal Jorge, estoy en fase terminal de SIDA. El médico me ha diagnosticado tres meses de vida. Me muero…

El amigo se muestra resentido, se despide y se va. A lo que la mujer le pregunta al hombre:

– Pero Miguel, ¿cómo le dices a tu amigo que estás enfermo de SIDA, si lo tuyo es cáncer de estómago?

– Yo me voy a morir, ¡¡pero contigo nadie se acuesta!!