La cocinera y el jardinero

Cuidado con lo que le proponéis a vuestra pareja, pues ellas siempre tienen una carta más alta para darnos una respuesta simpática como ocurre en este chiste.