El marido desenfrenado

Llega una chica de unos treinta y cinco años del trabajo a casa y le dice su madre:

– Hola hija, que sepas que ayer llegó tu marido todo borracho a casa, se metió en mi habitación, se metió en mi cama y me hizo el amor dos veces.

– ¡¡Pero mamá!! ¿Y tú qué le dijiste?

– Pues nada hija, tú ya sabes que yo con tu marido no me hablo…