El borracho y su casa

Va un borracho llegando a su casa, y con lo poco que podía, consigue sacar la llave para abrir la puerta y exclama:

– Esta es mi llave, y esta es mi puerta…

Tambaleándose entra en casa y dice:

– Esta es mi casa y este es mi pasillo…

Entra en la habitación y dice:

– Esta es mi habitación, esta es mi cama, esta es mi mujer y ese hombre que duerme a su lado soy yo.