El borracho y el pez

Se levanta Antonio de su cama y le dice a María:

– Cariño, de verdad que ayer no llegué tan borracho…

– ¡Que va! Su cogiste un pez del acuario, lo tiraste por el inodoro y gritaste: “¡¡¡Regresa con tu padre Nemo!!!”