Echar el polvo a la lavadora

Está un señor en un banco del parque y llega un amigo que lo ve, se acerca a él y le dice:

– Hombre Roberto, ¿qué tal? ¿Te pasa algo? Te veo un poco triste…

– Pues mi mujer me ha reñido hoy por la mañana.

– ¿Ah si? ¿Pero por qué?

– Es que me ha dicho más de mil veces cómo se ponía la lavadora, pero solo me queda en la cabeza lo de echar el polvo y se fue todo por fuera…