Nachos con guacamole

Está una madre con su hijo en la cocina y le dice el hijo a la madre:

– Mamaaa… para ya! Deja de echarme guacamole en la cabeza!!!

A lo que la madre responde:

– Cállate, Nacho.