Tren fumado

Llega un hijo a su casa y su madre está en el salón. Cuando ésta lo ve, le pregunta:

– Hijo, ¿¿Estás fumado??

– ¡No mamá!

– ¿Y ese humo?

– Está bien madre, tengo que confesarlo, soy un tren…