Emilio Butragueño

Emilio Butragueño en los Bollycao

Llega una niña a una tienda con un bollycao en la mano y le dice a la dependienta:

– Disculpe, creo que este bollycao que me he comprado por la mañana, está caducado.

– ¿Ah, si? ¿Y cómo lo sabes?

– Es que me ha tocado el cromo de Butragueño…