La bomba atómica de Hiroshima

Hiroshima nunca sufrió el efecto de la bomba atómica. El suceso fue que Chuck Norris saltó de un avión y dio un puñetazo en el suelo, de ahí el desastre de tal magnitud.